Somos aun muy jóvenes y nos quedan muchas cosas por hacer. A la vez que se nos pasan muchas cosas por nuestra cabeza sobre lo que nos gustaría hacer en el futuro.

Jóvenes estudiantes y el primer trabajo

En bachillerato, nos acosan nuestros profesores con la decisión que marcará nuestra carrera universitaria. De la misma forma que tuvimos que buscar una dirección entonces, ahora, toca centrarnos y decidir cual de las opciones laborales es la más adecuada para nosotros.

Decidir es complicado pero no imposible, eso sí, tenéis que decidir vosotros mismos, el pedir consejo no significa hacer lo que harían nuestros familiares o amigos. Lo mejor sería apuntar todas esas posibilidades en una hoja y buscar los pros y los contras de todas. Posteriormente quedarte con las opciones que más te convencen y estudiarlas con detenimiento recopilando toda la información necesaria que nos hará decantarnos por una u otra.

Tenemos ya la orientación laboral preferida, y ahora, necesitamos responder varias preguntas sencillas pero fundamentales:
¿Qué trabajo buscamos?
¿Con qué finalidad?

Y por muy fáciles que parezcan inicialmente, la respuesta, no deja de ser un gran problema. Una vez encaminados, la siguiente tarea es elaborar nuestro primer Currículum Vitae. Estas "palabrejas", provienen del latín y significan literalmente, carrera de la vida . Básicamente, es un documento que va a resumir lo más importante de tu vida laboral o formativa. El enfrentarse ante un papel en blanco (ahora, una pantalla en blanco) es muy difícil y tendemos a buscar algo sobre lo que trabajar. Algún currículum de algún amigo o incluso buscar algo por Internet. Eso, es una forma de empezar. Pero normalmente, un "novato" lo elabora sin ningún tipo de objetivo o fin y eso es un gran error.

El hacer un CV tiene un fin claro: el de buscar el primer empleo. Es usual hacer un listado donde recopilaremos diferentes datos personales y académicos que, en si, no dicen nada. Ahora tendremos que darle forma.
Por lo tanto, antes de comenzar, tenemos que ver qué estrategia es la más adecuada para ayudarnos a conseguir nuestro objetivo. El objetivo genérico de conseguir un empleo se subdivide en varios:

- Nuestro CV tiene que llamar la atención de cara a conseguir una entrevista de trabajo , que es el primer paso.

- En la entrevista de trabajo tendremos que saber "vendernos" bien para conseguir el puesto de trabajo al cual hemos optado.

Al fin y al cabo, no olvidemos que, de cara a buscar empleo, somos "un producto" para las empresas . Es por esto que tenemos que saber vendernos bien para que nos elijan a nosotros y no a cualquier otro de los "productos" que les llegan para ese puesto en concreto.

El CV tiene que estar redactado de forma sencilla pero, a la vez, profesional. Tiene que llevar un orden lógico. Ha de estar bien estructurado para que, con un golpe de vista, se pueda ver lo más esencial ; es decir, hay que saber resumir contando lo más importante. Nuestro CV tiene que estar limpio en todos los sentidos (sin machas, ni faltas de ortografía, etc.). Hoy en día se envían impresos, por lo que no olvidéis de hacerle una corrección ortográfica.

Recordad también que el CV que entreguéis en cualquier empresa tiene que ir en una carpetilla o sobre que guarde su apariencia. No lo podemos dar arrugado, ni con múltiples dobles.

Es obvio que no tenemos experiencia profesional a la hora de buscar nuestro primer empleo, sin embargo, eso no es excusa para no comportarnos con profesionalidad. Estos pequeños detalles que para muchos no dicen nada, son muy importantes y dicen muchas cosas positivas o negativas sobre nosotros mismos.

Los CV no tienen porque cumplir la misma estructura, como tampoco hay una única forma de hacerlos; depende de cada persona. La elaboración del CV nos permitirá dejar nuestro propio sello personal. También va a depender de qué estemos buscando; no es lo mismo estar detrás de una mejora de empleo, que un trabajo para compatibilizar con nuestros estudios o nuestro primer trabajo tras la finalización de nuestros estudios.

No obstante, yo recomiendo seguir este orden:

1.- Datos personales.
2.- Perfil de trabajo.
3.- Experiencia Laboral.
4.- Titulación Académica.
5.- Formación no reglada.
6.- Idiomas.
7.- Informática.
8.- Aficiones.
9.- Puntos fuertes y puntos débiles.

Estos son los apartados que deberían aparecer, en todo CV. Eso sí, tendremos que quitar aquellos que no nos afecten inicialmente y sustituirlos por aquellos que sean más interesantes. El orden de los mismos puede variar; el único inamovible desde mi punto de vista es el de los datos personales. El resto pueden cambiar su orden de aparición en nuestro CV, pero habrá que tener en cuenta que todo aquello que esté en la primera página va a ser lo que más importancia va a tener, pues es la página que normalmente se tiene delante. Es por ello, que aconsejo que sea en la primera página donde se "explote" todo lo que sabemos o podemos hacer que se ajuste al perfil que se busca.

Las personas que buscan su primer empleo, está claro que no va a tener experiencia profesional en aquello relacionado con sus estudios. Normalmente, con una sola página sería suficiente para resumir nuestra experiencia. Si necesitamos añadir algún aspecto adicional, siempre lo podremos hacer en la carta de presentación. Será cuando tengamos más experiencia que podremos ampliar nuestro CV a máximo 2 folios. Experiencias laborables y cursillos serán mencionados y ampliaremos detalles durante la entrevista de trabajo. Un CV no es preparar una memoria de nuestra vida profesional sino es una estructura esquematizada de nuestra trayectoria.

Sin embargo, si ha trabajado en otro tipo de puestos, hay que ponerlos. Aunque parezca mentira, alguien que ha compatibilizado estudios y trabajo es bastante positivo y normalmente se tiene en cuenta. Tampoco deberíamos olvidar las prácticas. Obviamente, en un futuro cuando ya tengamos experiencias profesionales propiamente dichas, desaparecerán de nuestro CV.

Tenemos que plasmar aquellas cosas específicas que conocemos de cualquier aplicación o disciplina que van a ayudar a decantar vuestra candidatura en uno u otro sentido. A nivel de ejemplo ingenieros informáticos que buscan su primer empleo no indican qué lenguajes de programación, bases de datos, etc.; conocen cuando es un dato fundamental a la hora de estudiar su CV para citarle o no a una entrevista.

Así que, por favor, tenéis que saber identificar las cosas importantes o secundarias en vuestro CV. No es cuestión de copiar el de nuestros amigos. Eso no nos va a ayudar. Tenemos que analizarnos detenidamente para saber qué es lo que tenemos que reflejar o no de nuestra trayectoria en nuestro CV.

Para sacar adelante vuestros estudios habréis tenido que dedicarle tiempo a la materia y prepararos para superar con éxito los diferentes exámenes. La búsqueda de empleo no deja de ser un examen más. Es por ello que os tenéis que preparar y dedicarle tiempo suficiente para elaborar vuestro CV.

Un gran error que todos hemos cometido es hacer un CV y lanzarlo al mundo para toda oferta posible. No hay dos ofertas iguales. Así pues, tenemos que saber adaptar nuestro CV a cada oferta, ya que en función de la oferta, habrá que destacar más unas cosas que otras.

Y hablando de errores, hay uno que se comete bastante. MENTIR . El mentir en un currículum no va a ayudarte. Es cierto que puede que te llamen a entrevista, pero los seleccionadores, sabrán buscar la verdad y si encuentran la mentira, automáticamente te habrás descalificado en el proceso. Así que no os recomiendo contar cosas que no son verdad.

Otro gran error, es no prepararse la entrevista . El currículo será la información que el entrevistador tenga delante cuando te estén conociendo. Todo lo que cuentes, ha de coincidir con lo que pones en el currículum. Tendrás que tener en mente, fechas, cursos, instituciones donde has cursado los diferentes cursos... Date cuenta que estarás nervioso y los seleccionadores te harán preguntas y tienes que saber contestar.

Aparte no olvidéis que estáis en proceso de aprendizaje y, por lo tanto, lo importante no es hacerlo bien a la primera sino aprender de nuestros errores iniciales.

En resumen, hay que tener las ideas claras de qué puesto queremos; tendremos que orientar nuestro CV a cada puesto, seremos concisos, nos venderemos bien, no mentiremos y en la entrevista, desarrollaremos en más detalle los diferentes aspectos que creamos necesarios ampliar.

Articulo elaborado por Juan Martinez de El blog de Recursos humanos para tablondeanuncios.com

 

Anuncios de segunda mano
Otros consejos
Relacionados
 


Tablondeanuncios.com