1.- ANTES DE CONTRATAR EL VIAJE: En cuanto conozca la fechas de su viaje pongase manos a la obra. Lo mejor es hacer un sondeo en Internet para recopilar informacion, navegue por las webs de diferentes agencias de viajes, y en webs de anuncios clasificados sobre viajes. Si no piensa contratar su viaje directamente por Internet, al menos puede tener una aproximación de cuanto puede costarle.

Con un mes de antelacion aproximadamente a la fecha en la que desea viajar informese respecto de los sitios y países que se desea visitar. Las embajadas y consulados suelen ser una buena fuente al respecto. Trate de definir los lugares y atracciones que desea visitar de acuerdo con la duración de su viaje. Verifique la vigencia del pasaporte y de la tarjeta de crédito. Tramite los visas de ingreso en caso de que sean necesarios. Haga las reservas de vuelos, trenes, etc. con la mayor anticipación posible. Informese sobre todo lo relativo a temas de salud y si hacen falta vacunas o certificados especiales. Es muy conveniente contratar un servicio de asistencia al viajero, normalmente cubren asistencia médica, perdida de equipaje, etc. evaluar la necesidad de comprar algún tipo de indumentaria en particular, ya sea por cuestiones climáticas o por el tipo de actividad a desarrollar.

Con un par de semanas de anticipacion. Informarse respecto de las divisas y tipo de cambio. haga una fotocopia de todos los documentos importantes (pasaporte, licencia de conducir, e tc.). Prepare los medicamentos personales. Asegurese que lleva en su agenda anotados los telefonos más importantes que puede necesitar. Haga acopio de mapas, guías, horarios, etc. Haga una lista de lo que va a llevar, repasela más de una vez para no olvidar nada ni llevar cosas innecesarias; también podrá usarla como control para casos de perdidas o robos. Cambiar algo de dinero a la divisa de destino. prepare otra lista de las cosas para hacer antes de salir como: desconectar su ordenador, regar las plantas, preparar una respuesta automática para sus e-mails, desconectar los electrodomésticos, comprobar el sistema de seguridad, etc.

El día previo a la partida. Haga el equipaje. deje preparado todo lo que se llevará en la mochila o equipaje de mano. trate de descansar. Lleve los medicamentos, sus documentos personales y cualquier otro papel de importancia en su equipaje de mano, nunca en la maleta o equipaje a facturar. De esa manera si las maletas se pierden, los problemas serán menores. Aprenda unas pocas y esenciales palabras en el idioma nativo del país al que viaja. Ej.: hola, gracias, agua, baño, alimento, etc.

2.- CONSEJOS DE CARACTER GENERAL: Si va a dejar su casa sola, por un período prolongado, no olvide cerrar las llaves de agua y gas, desenchufe los aparatos eléctricos a excepción de los sistemas de seguridad y el congelador, desenchufe los electrodomésticos, la televisión sobre todo estufas o aire acondicionado.

Si viaja al extranjero y lo hace con menores de edad, no olvide llevar además de los documentos personales de cada uno, los correspondientes para que los niños puedan salir del país (libro de familia, autorizaciones o poderes notariales, etc.)

No pierda de vista nunca su equipaje. Especialmente en las esperas en estaciones, aeropuertos, etc.

Viajar implica caminar más de lo usual, e incluso con zapatos viejos y cómodos (ni se le ocurra llevar unos nuevos) no es difícil que aparezcan ampollas. Lleve siempre a mano unas tiritas, le salvarán el día

A la hora de hacer su equipaje de mano imagine que sus maletas se extravian o no llegan a destino al mismo tiempo que Ud. Ponga en su equipaje de mano las cosas imprescindibles como: Documentos, medicamentos personales, gafas, una muda de ropa, pañuelos, etc.

Siempre que alquile un coche, insista en que le den dos juegos de llave. De no ser así y perderlas u olvidarlas en un lugar extraño y a veces donde no se conoce el idioma, le causará muchos inconvenientes y una gran pérdida de tiempo.

Al llegar a su destino considere tomar el clásico "city tour" si visita la ciudad por primera vez, así podrá tener una vista general en poco tiempo y determinar que sitios le interesan más para volver a ver.

Lleve poco dinero en efectivo cuando viaje. Si usa su tarjeta de credito tenga cuidado donde la usa, y sobre todo nunca la pierda de vista.

Si viaja acompañado y llevan más de una maleta, guarde la mitad de sus cosas en su equipaje y la otra mitad en la de su acompañante, y que este haga lo mismo. Si una de sus maletas se pierde, aún tendrá la mitad de sus cosas en la otra maleta.

3.- VIAJAR EN COCHE O MOTOCICLETA: Empiece a preparar el viaje el día de antes. Procure descansar y dormir lo suficiente. De este modo se evitará la somnolencia y la fatiga.

Evitar las comidas copiosas ya que provocan amodorramiento y digestiones pesadas.

Evitar cualquier bebida alcohólica. El alcohol disminuye los reflejos y crea una falsa sensación de seguridad..

Evitar la conducción continuada durante muchas horas. Cada dos horas es conveniente parar y estirar las piernas. Ante cualquier síntoma de cansancio hay que parar el coche y echar una cabezada.

Los conductores y usuarios de motocicletas y ciclomotores deberán llevar cascos protectores para circular por cualquier vía urbana o interurbana.

No está permitido conducir con auriculares conectados a aparatos reproductores de sonido o radioteléfonos

Mientras se conduzca no hay que ponerse metas ni distancias.

Adaptar la velocidad a las condiciones de la vía.

Llevar ropa comoda y calzado apropiado

Si se utilizan gafas graduadas, es conveniente llevar unas de repuesto.

No olvide retirar sus pertenencias valiosas del auto o la moto y llevarlas al hotel. Preste atención si en el estacionamiento de su hotel hay vigilancia.

4.- VIAJAR EN TREN

Lo estamos preparando, en unos días tendrá la información

5.- VIAJAR EN AVION

Procure comer poco en el avión y tomar sólo una copa de alcohol (el exceso prolonga el jet-lag)

Tome un vaso de agua por cada hora de vuelo

Tomar una aspirina cada 12 horas previene el famoso Síndrome de la Clase Turista (trombosis en los miembros inferiores)

Muevar la piernas e intente estirarlas durante el vuelo (por la congestión venosa debido a la falta de espacio y la presurización de la cabina)

Quitese los lentes de contacto o coloquese lágrimas artificiales y no use maquillaje (las auxiliares suelen usar maquillaje para climas desérticos)

Escuchar música "tranquila" de los canales de audio (la música clásica y la new age, tienden a nivelar la actividad eléctrica cerebral)

Provease de la mejor distracción posible (libros de chistes, revistas con fotos, palabras cruzadas, manualidades, etc.)

Utilize ropa cómoda y de algodón, zapatos sin tacón, acordonados y con suela de goma, o zapatillas.

Vaya al baño antes de abordar el avión (pueden tardar mas de media hora en permitir desabrocharse los cinturones)

Deje bajo el asiento un bolso blando, pequeño con todo lo necesario (incluir una linterna pequeña para la noche, chicles para destapar los oídos, perfume, papel para escribir, una botella de agua, antifaz para cubrirse los ojos, cuello inflable, etc.)

Con turbulencia, colóquese la almohada, la manta o un abrigo doblado sobre el abdomen y ajústese fuertemente el cinturón de seguridad, a la manera de una faja que le sujete las vísceras, para disminuir de esa forma la sensación desagradable de los movimientos gravitatorios y antigravitatorios. Recuerde que "LA TURBULENCIA ES SÓLO IMCOMODIDAD. NO REVISTE NINGÚN PELIGRO PARA USTED O EL AVIÓN"

La fila de emergencia es la más cómoda. Conviene sentarse del ala hacia delante, donde los movimientos y los ruidos son un poco menores.

Si se encuentra ansioso, llame a la auxiliar, comunique su situación y que puede requerirla para pedir ayuda o información.

Si algún ruido o maniobra lo sorprende, pregunte a los auxiliares de vuelo.

No tome ningn medicamento durante el vuelo para evitar la ansiedad, mareos etc. si no lo ha consultado antes con su médico.

6.- VIAJAR EN BARCO: Para evitar el mareo, el lugar más propicio en un barco es la parte alta; en los ferrys es mejor acomodarse en la cubierta que sirve de techo al garage que en las de encima. Dentro de lo anterior: es más probable marearse en proa que en popa. Además, como el barco tiene balanceos laterales, las butacas que convienen más son las del centro de una línea imaginaria trazada de proa a popa, equidistante de las ventanillas.

La ingestión del fármaco contra el mareo no debe hacerse en el momento de iniciarse la travesía, sino media hora antes.

Se debe beber poco líquido y comer algo sólido (pueden ser frutos secos, pero que no produzcan gases), para que los jugos gástricos se entretengan, evitando los vómitos.

No combatir los efectos del mareo ingiriendo bebidas alcohólicas, porque el malestar orgánico es mayor y al mareo de la travesía habría que agregarle las molestias de una muy penosa resaca doble.

Si nota calor, quítese ropa de abrigo y procure aire fresco, pues el aire acondicionado de invierno, al ser caliente y seco, resulta propicio para causar el mareo.

Mejor sentado que de pie, y mejor aún, acostado. Cuando sienta usted los primeros síntomas, siéntese cómodamente, retrepado todo lo posible y permanezca con los ojos cerrados. Agacharse hasta colocar la cabeza por debajo del estómago tiene efectos fulminantes.

Perjudica mucho fijar la mirada en objetos que se mueven: oleaje, pasajeros que deambulan u objetos que oscilen.

Un buen remedio preventivo es leer un libro, periódico o revista; si es interesante acorta la duración de la travesía.

Los niños se marean menos que los adultos, pero no se les debe obligar a estar quietecitos o cogerlos en brazos; con la debida vigilancia, se les debe dejar a su aire, instintivamente cogen las posturas más convenientes.

7.- VIAJAR EMBARAZADA:

Como es normal en estas circunstancias, una está más sensible, se cansa con mayor facilidad, tiene más sueño, está más molesta, puede que vaya al baño con más frecuencia, que sufra de hinchazón en las piernas o le moleste la espalda, al fin y al cabo está embarazada no? Tenga presente todo ello al planear su viaje y en la elección del alojamiento y el transporte, es importante que esté cómoda y evite la fatiga.

Si viaja en avión, infórmese sobre la política de la aerolínea con la cual piensa viajar, ya que la misma varía entre una y otra compañía. Dado que estas pautas no están reguladas y son a criterio de cada compañía, la responsabilidad principal es de una misma. Siempre es conveniente informar sobre cual es su situación y tomar más precauciones que de costumbre. No debe volar ante el menor indicio de que el parto se ha adelantado y/o es inminente. Generalmente no hay restricciones para pasajeras embarazadas hasta las 28 semanas de gestación, aunque algunas líneas extienden este plazo hasta las 32 semanas. Cuando el embarazo supera ese límite, probablemente se le exija un permiso escrito del médico que la atiende.

Consulte por adelantado con el médico para saber si necesita alguna vacuna para viajar a determinado país, algunas están contraindicadas para las embarazadas.

Use siempre el cinturón de seguridad cualquiera sea el medio de transporte que utilice. Coloque la correa entre los senos y ajuste por debajo de la "panza". No es conveniente conducir, utilice taxis.

Evite las bebidas alcohólicas. Tome abundante agua y reponga energías, frutas y vegetales son ideales para ello. Lleve algo dulce por si sobrevienen las nauseas.

Utilice ropa cómoda y que la haga sentirse de buen ánimo. Tenga presente que durante el vuelo sentirá alternativamente frío y calor, vístase "en capas", con prendas que se puedan quitar o añadir según la temperatura ambiente.

Una de las principales razones para que el equipaje despachado en los vuelos no tenga el mismo destino que Ud., es debido a las viejas etiquetas de control. No lo dude y elimine todas las etiquetas e identificatorios que correspondan a vuelos anteriores.

El embarazo no es una enfermedad, de modo que tenga cuidado (tal vez no pueda participar de algunas prácticas deportivas), pero todavía puede desarrollar muchas actividades.

8.- VIAJAR CON NIÑOS: Un viaje con niños puede resultar una locura si se olvida que requieren una atención, servicios y precauciones especiales. Ya sea por tierra, mar o aire, viajar con los más pequeños exige más planificación de la habitual. En general se aplican descuentos en sus tarifas cuando son menores de doce años y hay servicios específicos para ellos (comidas infantiles, pasatiempos o cunas, cuando se trata de vuelos), pero para no llevarse sorpresas y evitar, por ejemplo, que los asientos asignados en un vuelo no sean contiguos, mejor prepararlo todo con tiempo.

Tren o autobús. Cuando planee el viaje, debe visitar la estación más cercana y pedir todos los trayectos, horarios y combinaciones posibles para llegar al lugar de vacaciones.Tenga en cuenta enlaces o trasbordos y elija los de menor espera.

En los medios de transporte públicos escoja asientos donde el espacio sea más ancho para permitir más movilidad a los pequeños, preferentemente en el lado de la ventana.

Avise con antelación de que va a viajar con niños.

Las mejores horas para viajar con niños son las primeras de la mañana o las últimas de la tarde (hay menos calor).

Trate de reservar los billetes con antelación para garantizar que toda su familia viaje en asientos contiguos.

En los viajes en tren, los niños menores de cuatro años viajan gratis, siempre que no ocupen asiento.

Los que ocupen asiento y los menores de 12 años tendrán una reducción respecto la tarifa de adulto en función del trayecto.

La edad máxima para obtener un descuento en los trenes regionales es de 11 años; en el Tren de Alta Velocidad aumenta a 13 años.

Si desea que el niño viaje solo, debe solicitarlo, por escrito, en el Control de Acceso.

Pueden acogerse al Servicio Accesorio de Viajes de Niños sin acompañante los niños de edades comprendidas entre los 4 y 11 años.

Avión: Si se trata de un viaje de largo recorrido, las compañías aéreas suelen disponer de menú infantil, así como de entretenimientos (recortables, muñequitos etc.) que distraen al niño durante el vuelo.

Lleve en el equipaje de mano objetos que consigan que el niño se sienta más cómodo (su juguete preferido, un cuento, un biberón con agua, etc.)

Puede acceder con el coche de niños hasta la entrada del avión, donde una azafata se lo bajará a bodega y se lo entregará cuando desembarque.

Los niños que viajan como menores no acompañados deben llevar, al igual que cualquier otro pasajero, su documentación en regla (pasaporte, DNI o libro de familia o fotocopia compulsada del mismo) en todos los trayectos. Los padres o tutores deberán presentar la documentación de identificación necesaria (DNI, pasaporte o tarjeta de residencia).

Los menores de dos años que no ocupen asiento deben viajar sentados con un adulto, pagando el 10% de la tarifa. Además, algunas compañías sólo permiten un bebé por adulto. En vuelos intercontinentales de larga distancia algunas compañías ofrecen un número determinado de cunas-confort para el descanso de bebés de hasta 8 meses de edad.

Es habitual que los mayores de dos años y menores de doce tengan descuentos en las tarifas aéreas. En función del destino y de la aerolínea, la deducción puede llegar a ser de hasta la mitad del importe del billete. Si se desea que los niños menores de dos años ocupen asiento (posible sólo con algunas compañías), se les aplican las mismas tarifas que a los niños mayores de dos años y menores de doce.

Bebés a bordo, unos pasajeros muy especiales

Si es posible, intente ocupar asientos delanteros.

En los viajes de largo recorrido puede solicitar cunas y sillas portabebés. Para ello deberá avisar con antelación a la compañía área.

Coloque la silla del bebé en los asientos interiores, los más cercanos a la ventanilla, mirando hacia delante, y sujeta por el cinturón de seguridad. Nunca la sitúe delante de las salidas de emergencia.

Conviene que el bebé ingiera líquido con frecuencia.

Controle su temperatura corporal.

Para evitar la presurización de los oídos, dé de mamar al bebé o el chupete.

Barco: En algunas compañías, los niños hasta dos años viajan gratis, sin ocupar asiento, mientras que los niños mayores de dos años y menores de doce años viajan pagando solo una parte de la tarifa, a excepción de tarifas especiales sujetas a condiciones específicas.

Algunos buques cuentan con zona de juego infantil (guardería) a bordo.

Alojamiento: Cuando realice las reservas de alojamiento, confirme todos los servicios que le puedan interesar (cunas, tronas, parque infantil...) y no dude en solicitar la mayor información posible sobre los mismos.

Si viaja con más de un niño, no lo dude, las casas rurales de alquiler completo y los complejos turísticos son las más adecuadas para su familia. Suelen ofrecer servicios infantiles, zonas de juego y espacios verdes. Además, disponen de las mismas comodidades que en casa y de más espacio libre y exclusivo. Asimismo, los niños tienen más libertad de acción.

Los hoteles, con horarios más estrictos y en los que se suele respetar bastante el silencio, son más aconsejables para niños más mayores que puedan comprender dichas reglas.

El camping está más indicado para niños más mayores que puedan participar en las tareas (montar la tienda, ayudar a cocinar, bañarse solos...)

9.-SALUD: El cuidado de su salud y la de los suyos es un aspecto primordial que debe tener en cuenta a la hora de preparar las vacaciones. Es esencial que no olvide la documentación que le permita a usted y a los suyos recibir la asistencia sanitaria necesaria en caso de que se produzca algún percance durante las vacaciones, y sin tener que pagar por ello cantidades astronómicas. Por tanto, debe llevar en su equipaje la Cartilla o Tarjeta de la Seguridad Social.

En caso de ser alérgico a algún medicamento o alimento, indíquelo expresamente en una nota que debe llevar siempre junto a su documentación. Tenga precaución de traducirla al idioma del país al que viaje.

Si viaja a algún país que tenga establecido convenio con España (Unión Europea, algunos países de Sudamérica, etc.), pásese por la Agencia Urbana de la Seguridad Social más próxima a su domicilio, donde además de proporcionarle toda la información necesaria, podrá rellenar un formulario para que queden cubiertos todos los gastos que se ocasionen por enfermedad o accidente.

Para el resto de los países deberá contratar por su cuenta, o a través de una agencia de viajes, un seguro que les proporcione, al menos, una cobertura básica (gasto por repatriación o traslado en caso de accidente, enfermedad o muerte, gastos médicos por enfermedad o accidente y gastos de hospitalización, entre otros).

Las enfermedades de transmisión sexual, incluido el VIH-SIDA y la hepatitis B, han aumentado, lamentablemente, en los últimos años y son muy frecuentes en los países pocos desarrollados. Bajo ningún concepto comparta agujas, jeringuillas, cuchillas de afeitar, cepillos de dientes, utensilios para tatuajes y acupuntura, o cualquier material que pueda contagiarle a través de la sangre.

Un botiquín básico no debe faltar nunca en nuestro equipaje. En él se incluirán vendas, tiritas, esparadrapo, algún desinfectante, analgésicos, antihistamínicos, pastillas contra el mareo e incluso algún laxante.

Si padece alguna dolencia o enfermedad crónica, no olvide llevar la medicación específica prescrita por su médico en cantidades suficientes como para garantizar que no se va a interrumpir el tratamiento.

Consejos y normas sanitarias para viajeros internacionales.

En los últimos años se ha producido un incremento en el número de personas que viajan a todos los lugares del mundo, incluyendo países exóticos. Con ello también ha aumentado el riesgo de padecer no sólo enfermedades de distribución cosmopolita, como puede ser la tuberculosis, hepatitis, SIDA, enfermedades de transmisión sexual, si no también las derivadas de los cambios de clima, alimentación y las enfermedades tropicales.

 El riesgo de adquirir enfermedades varía dependiendo del país, de la zona que se visita, de la época del año y de la duración y tipo de viaje, por lo que los consejos al viajero han de realizarse de forma <<individualizada>>.

 La Organización Mundial de la Salud realiza una serie de recomendaciones de obligado cumplimiento en determinados países.

 Para conocer los problemas sanitarios de los viajes internacionales comuníquese con los servicios del Ministerio de Sanidad y Consumo.

 La salud es un factor fundamental durante el viaje, téngalo en cuenta y tome las medidas necesarias, igual que hace cuando comprueba los billetes, el alojamiento, la moneda extranjera, o deja su casa en condiciones de seguridad.

Durante su viaje, tanto si es por España como por el extranjero, no olvide llevar su tarjeta sanitaria, seguro médico o todos aquellos documentos que sean necesarios, con el fin de no tener ningún problema en el caso de que necesitara atención médica. Consulte con la Seguridad Social o en la Sociedad Médica a la que pertenezca, por si fuera necesario realizar alguna tramitación antes de salir de viaje.

Generalmente, es aconsejable la visita previa al médico de cabecera, ya que nos dara unos consejos generales sobre normas higiénicas a realizar en nuestro viaje. En caso de padecer alguna enfermedad, lleve la medicación necesaria con las dosis adecuadas, acompañadas de un informe de su médico.

Si los viajeros son ancianos o niños, necesitan precauciones especiales contra el sol, el calor (riesgo de insolación y deshidratación), etc.

Si va a lugares calurosos, debe elegir ropa y calzado adecuados por la sudoración. Los vestidos de algodón o lino, de colores claros; el calzado, amplio y ventilado, para evitar las infecciones por hongos.

10.-VIAJAR CON MASCOTA: Las mascotas en los viajes, pueden ser una importante fuente de distracciones. Si tiene una mascota y acostumbra a llevarla en el coche, no olvide que puede convertirse en una distracción que ocasione un accidente (al enredarse entre las piernas del conductor, ladrar, saltar, ...) o, si viaja suelto, agravar sus consecuencias al golpearle a usted o a los otros pasajeros. El gato que se enreda entre las piernas del conductor, el perro que ladra nerviosos o juega con los niños constituyen una imagen relativamente frecuente en el interior de los vehículos y que puede llegar a ser causa de un fatal accidente.

La normativa: Sobre el transporte de animales de compañía, la normativa actual no indica específicamente nada y solo en el Reglamento General de Circulación explica que el conductor del vehículo, esta obligado a mantener su propia libertad de movimientos, el campo necesario de visión y la atención permanente a la conducción, añadiendo que deberá cuidar especialmente de mantener la adecuada colocación de los objetos o animales trasportados. Por su parte, la Ley sobre Trafico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial hace algunas consideraciones que pueden ser aplicadas en el caso de transporte de animales de compañía. Así, por ejemplo, se indica que los agentes encargados de la vigilancia del trafico podrán ordenar la inmovilización inmediata de vehículos en caso de que las posibilidades de movimiento y el campo de visión del conductor del vehículo resulten sensible y peligrosamente reducidas, por el numero  o posición de los pasajeros o por la colocación de los objetos trasportados.

En el resto de los países europeos se mantiene la misma línea y solo en Italia se hace mención expresa del transporte de mascotas. Concretamente, su Código de la Circulación prohíbe llevar más de un animal domestico en el coche, y si son más, deben ir en una jaula o contenedor especifico, o en la parte posterior, separados por una red o medio análogo.

Distracciones animadas: Las mascotas son una fuente muy importante de distracciones. El animal que juguetón va de un lado a otro del vehículo puede interferir en los mandos del coche o subirse en la bandeja trasera impidiendo la correcta visión del conductor. Pero también puede ser el propio conductor  quien juegue con su mascota o la acaricie. El animal se convierte así en una distracción constante y no podemos olvidar que aproximadamente el 30% de los accidentes, según datos de la DGT, se producen por una distracción del conductor.

El animal en el interior del coche se convierte en un "bulto" semejante a una bolsa de viaje. Un perro suelto en los asientos traseros, en caso de colisión frontal, supone el mismo peligro para los ocupantes delanteros que un pasajero de los asientos traseros sin cinturón. Se explica, además, que en esta situación el riesgo de que el ocupante del asiento delantero sufra lesiones se multiplica por dos.

Nunca sueltos: Otro de los peligros más importantes que podemos encontrar al viajar con un animal, sobre todo si es grande y pesado, aunque vaya en la zona de carga del vehículo, es que éste realice un movimiento brusco de un lado a otro del coche que pueda desestabilizar el vehículo, sobretodo si es pequeño, y sorprender al conductor.

Lo mejor es interponer entre el animal y los pasajeros una barrera fija con suficiente resistencia para aguantar las fuerzas que se generan en una colisión. Si el animal es pequeño o se trata de un gato (más inquieto y ágil) los transportines constituyen una buena opción, independientemente de si el coche lleva o no barrera de separación, porque facilita la colocación del animal en el sitio adecuado y evita que se mueva. Una buena opción para los perros es el arnés de seguridad, que no solo le retiene, sino que evita que, en caso de frenazo o colisión leve, el animal se lesione.

Existen diferentes sistemas en el mercado que facilitan un transporte seguro para nosotros y nuestras mascotas.

11.- ...Y SI NO QUIERE PARECER UN TURISTA: Actúe con naturalidad y pierda los complejos en cuanto a ropa y convencionalismos sociales. Vístase de forma cómoda, a ser posible no desentonando demasiado con la forma local... tambien puede adoptar durante su estancia la forma de vestir local. Si la ropa que lleva no es acorde, solo tiene que acercarse a un centro comercial y proveerse de lo necesario.

A la hora de comer, si no quiere acabar donde todos los turistas, pregunte a cualquier persona que encuentre por la calle, que le sabrá indicar algún sitio en los que sirven auténtica comida local, o simplemente a la hora de comer observe lo que hace la gente. si es un dia laborable donde suele haber más restaurantes es en las proximidades de las zonas de trabajo/negocios.

Ya sabe el dicho "donde fueres haz lo que vieres" o como dicen los Ingleses "When in Rome do as the Romans do".

Salgase de la rutina de los circuitos al menos por un día (pregunte antes que zonas pueden ser peligrosas). Vaya de compras, visite el mercado local, siga a la gente... así podrá tomar el pulso a la vida del lugar.

Pierdase por la ciudad o lugar en el que esté, dejese llevar, camine sin rumbo y sin prisa, simplemente disfrute de su estancia.

 

Anuncios de segunda mano
Otros consejos
Relacionados
 


Tablondeanuncios.com