5.0 (6 Votos)
 
     


¿Qué seguro es el que más me conviene?; ¿Qué tipos de seguros hay?; ¿Cual es el mejor seguro?; el seguro obligatorio; los Comparadores de seguros; seguro de coche; seguro de moto; seguro con franquicia; si no quieren asegurar mi coche o no me quieren asegurar la moto ¿Qué hago?; ¿Qué es el consorcio de compensación del seguro?

Infografía Contratar seguro de coche

En España es obligatorio tener un seguro de responsabilidad civil o seguro a terceros en todos los vehículos a motor. Así que si te acabas de comprar un coche o una moto lo primero que tienes que hacer antes de empezar a conducir es contratar el seguro, lo importante es elegir un buen seguro con las coberturas que realmente necesitas y lo más económico posible. Ni se te ocurra salir sin seguro.

  • Tipos de seguros: Básicamente existen tres tipos de seguros. El seguro obligatorio o seguro a terceros; el seguro a todo riesgo; el seguro a terceros ampliado (se incluyen otras coberturas además de las legalmente necesarias como pueden ser rotura de lunas, robo, etc.) y los seguros con franquicia.
  • ¿Qué seguro es el que más me conviene?: El seguro a elegir dependerá principalmente del tipo y antigüedad del vehículo, del uso que le vayas a dar y de los años que lleve la persona con el carnet. Usa un comparador de seguros y mira el ranking de los mejores seguros, esto te dará una idea de lo que necesitas. Otra forma de elegir el seguro es, partiendo del precio que estamos dispuestos a pagar por el seguro buscar la compañía que ofrece las mejores coberturas. Por ponerte un ejemplo, si vas a usar el coche principalmente por ciudad te interesa un seguro sin franquicia puesto que la mayoría de accidentes que puedes tener van a ser pequeños golpes. Si por otro lado vas a hacer viajes largos y frecuentes y además el coche tiene ya unos años no olvides contratar la asistencia en carretera, te ahorrará muchos quebraderos de cabeza y en caso de accidente bastantes euros. Si tu coche está siempre o casi siempre guardado en la cochera no necesitas contratar el seguro de robo. Si tu coche tiene ya más de cinco años o lo acabas de comprar de segunda mano, ni se te ocurra hacer un seguro a todo riesgo, demasiado costoso para el valor del coche, etc.
  • Seguro obligatorio: Si eres propietario de un vehículo en España tienes la obligación legal de contratar y mantener al día un seguro que cubra la responsabilidad civil del conductor del vehículo (lo que comúnmente llamamos el seguro a terceros). Como su propio nombre indica, este seguro cubre básicamente los daños (personales o materiales) que podamos ocasionar a terceras personas en caso de un accidente o atropello. En ningún caso el seguro asumirá los daños que nosotros o nuestro vehículo suframos si nosotros somos los culpables del accidente. Si no somos los culpables del accidente y sufrimos algún tipo de daño el coste lo deberá asumir el seguro del conductor del otro vehículo. En este enlace de la DGT podéis ver la ley que regula el seguro obligatorio.
  • Seguro a todo riesgo: El seguro a todo riesgo es el seguro más completo que existe en el mercado y generalmente cubre, además del seguro obligatorio, los daños propios que nosotros y nuestro vehículo puedan sufrir en el caso de un accidente en el que nosotros somos los culpables. Entre las coberturas habituales incluidas en los seguros a todo riesgo están la responsabilidad civil voluntaria; la reparación de daños de nuestro vehículo; defensa jurídica; asistencia en carretera; incendio; robo; reparación de lunas; vehículo de sustitución, etc. En el caso del seguro a todo riesgo para motos dependiendo de las circunstancias personales del conductor en muchos casos no encontrarás ninguna compañía que quiera hacértelo. El seguro a todo riesgo es apropiado cuando el vehículo a asegurar es nuevo o tiene un valor muy alto. En general no tiene mucho sentido hacer un seguro a todo riesgo a un coche de segunda mano.
  • Comparadores de seguros: Los comparadores de seguros de coches o motos son aplicaciones web que te pueden ayudar a hacer una comparativa de los distintos seguros que en ese momento hay en el mercado. No obstante, ten presente que los ingresos de estas páginas provienen de comisiones por recomendar seguros. Puedes usar los comparadores de seguros pero no des or definitivo lo que te digan haz tus propias comprobaciones.
  • Ranking de seguros: Cada año varias empresas publican en Internet un ranking de los seguros para coches y seguros para motos en España. Es conveniente consultarlos pero hay que tener cuidado con las recomendaciones que dan puesto que muchos de ellos son parte interesada. Consulta varios para tener una mejor idea de cual puede ser el mejor seguro.
  • Seguros baratos: Cuidado que lo barato sale caro y aunque no se trata de pagar más de lo que necesitamos, es conveniente conocer cuáles son las coberturas y, sobre todo, saber que cosas no están cubiertas cuando nos recomiendan hacernos un seguro “barato” o en una compañía determinada “que hace los seguros más baratos”.
  • Descuentos seguros: Aspectos como la edad, el estado civil, los años de carnet, el número de accidentes de tráfico sufridos o el uso del vehículo pueden influir mucho en el precio final del seguro del vehículo. Si llevas muchos años con el carnet de conducir y no has tenido accidentes haz valer esto a la hora de escoger la compañía de seguros y negociar el precio del seguro. En algunos casos, las compañías de seguros pueden llegar a bonificar a los conductores buenos con hasta un 65% de ahorro en el seguro de coche o moto.
  • Seguro coches: En España hay cientos de posibilidades a la hora de elegir un seguro de coche. Se trata de buscar y elegir el que mejor se adapte a nuestras necesidades tanto en el tipo de coberturas como en el precio que queremos pagar. En este artículo encontrarás todas las claves para elegir el mejor seguro. Si lo que quieres asegurar es un coche de segunda mano lo mejor es contratar el seguro obligatorio o un seguro con franquicia incluyendo aquellas coberturas que te sean imprescindibles. Por ejemplo si vas a hacer viajes largos, cógete la asistencia en viaje. Si el coche lo vas a usar para trabajar quizá te convenga contratar coche de sustitución en caso de avería, pero como te digo lo mejor es poner una franquicia (Una rayadura o un pequeño bollo en el coche no te va a doler demasiado y el precio se reducirá bastante).
  • No quieren asegurar mi coche: Es posible que debido a tus circunstancias personales te sea imposible encontrar una compañía que quiera hacerte el seguro que deseas con las coberturas que quieres. En este caso no te queda más remedio que conformarte con hacer solo el seguro obligatorio. Si aún así no encuentras ninguna compañía privada que quiera hacerte el seguro obligatorio, cosa que no eres el único al que le pasa, no te quedará otra opción que acudir al Consorcio de compensación de seguros. Si tienes menos de 25 años y llevas menos de dos años con el carnet de conducir y si además te has comprado un coche de alta gama o un todoterreno las posibilidades de que las compañías de seguros te nieguen hacerte el seguro son altísimas. Otro factor que las compañías de seguros tienen en cuenta es el historial del conductor, si has tenido muchos accidentes de tráfico, y esto no te lo van a preguntar sino que lo saben aunque no seas cliente de la aseguradora en la que quieres hacerte el seguro gracias al fichero SINCO, un archivo que recoge los datos de todos los siniestros registrados por la mayoría de las compañías de seguros, es muy probable que tampoco encuentres quien te quiera asegurar. Así que antes de comprarte el coche ten en cuenta todos estos factores.
  • Seguro motos: Cuidado con la moto que te compras, porque dependiendo de tus circunstancias es posible que después de comprarte la moto no encuentres quien te venda el seguro (lógicamente siempre podrás recurrir al Consorcio de compensación del seguro que como explicamos más abajo tiene la obligación de asegurar tu moto. Eso sí solo conseguirás que te haga el seguro obligatorio de la moto, ni una cobertura más. Si ya llevas al menos dos años con el carnet y tu historial de conducción es bueno no tendrás ningún problema independientemente de tu edad o la marca y modelo de la moto que quieras asegurar, pero si por otro lado tienes menos de 25 años, llevas menos de 2 con el carnet y quieres asegurar una BMW 1000 es muy que aunque tu historial esté limpio y no hayas tenido nunca un accidente de tráfico, es muy posible que no encuentres ninguna compañía privada que quiera asegurarte la moto y tengas que acudir al Consorcio. Si te acabas de comprar una moto de segunda mano y es la que quieres asegurar, te recomendamos que le hagas exclusivamente el seguro obligatorio, sobre todo si es una moto pequeña o una scooter. Si la moto es grande y la vas a usar en viajes largos añadele asistencia en viaje y alguna cobertura más como multas o robo. Si le pones una franquicia al seguro en este último caso te abaratará bastante el coste.
  • No me quieren asegurar la moto: A la hora de buscar un seguro para nuestra moto podemos encontrarnos con que no hay ninguna compañía de seguros que quiera asegurarnos, no solo ya las coberturas que queremos sino que ni siquiera quieran hacernos el seguro obligatorio, cosa que pueden hacer sin tener que darte ninguna explicación. En este caso, la única opción que tienes es acudir al Consorcio de compensación de seguros. Las causas más habituales por las que las compañías se niegan a hacer el seguro de moto suelen ser: Que el conductor tenga menos de 30 años, que la moto sea de gran cilindrada y llevar poco tiempo con el carnet de moto o haber tenido varios accidentes; también es posible que si tu historial de multas por velocidad es alto se nieguen a hacerte el carnet.
  • Consorcio de Compensación de Seguros: El CSS es un organismo oficial dependiente de la Dirección general de seguros que, entre otras responsabilidades, tiene la obligación de cubrir el seguro obligatorio de aquellos vehículos que por una u otra circunstancia no encuentran cobertura en el sector privado.
  • Franquicia seguro: Una de las formas mejores de conseguir tener un buen seguro a un precio más barato es contratar un seguro con franquicia. Un seguro con franquicia te cubre todas las coberturas que hayas contratado pero a partir de una determinada cantidad. Es decir si la franquicia de tu seguro son 200€, cualquier daño que sufras por debajo de esa cantidad la tendrás que pagar tú. Si el valor de la reparación por un siniestro fuera por ejemplo 1000€ el seguro solo te pagaría 800€. Lo que puede parecer en principio poco práctico (para que quieres tener un seguro con una franquicia si luego tienes que pagar tú) lo que te permite es tener por el precio de un seguro normal, tener un seguro con más coberturas que en caso de no tenerlas si las necesitaras te costarían bastante. Por ejemplo, si se te rompe el coche en un viaje largo y necesitas una grúa.
  • Coberturas seguro: Aparte de las coberturas del seguro obligatorio estas son todas las coberturas adicionales que puedes añadir a tu seguro para estar más tranquilo. Daños a conductor y ocupantes; daños al vehículo roio; robo; incendio o explosión; asistencia en viaje; vehículo de sustitución; rotura de lunas; asistencia legal y jurídica; subsidio en caso de retirada del carné de conducir; préstamo para reparaciones del vehículo; libre elección de taller mecánico; reclamación de multas.
  • Lo que no cubre el seguro: Independientemente del seguro que tengas, estas son las cosas que ningún seguro de coche o seguro de moto te cubrirá. Los seguros no cubren los daños causados por desastres naturales como el granizo por ejemplo; si conduces sin carnet el seguro no te servirá de nada; si conduces bajo los efectos del alcohol o drogas y tienes un accidente el seguro no te cubrirá nada; Si circulas con un vehículo que no ha pasado la ITV correspondiente el seguro puede desentenderse y no cubrir los daños que sufras o causes en un accidente; si tienes cubierto el robo del vehículo y te lo roban porque te dejaste las llaves puestas el seguro se desentenderá.
  • Compañías de seguros: En España la obligaciones que la ley del seguro impone a las compañías hace que estas sean solventes. Lo único que tienes que tener en cuenta es la implantación de esa compañía en el territorio nacional y si viajas al extranjero que tenga acuerdos con otras compañías de seguros de forma que en caso de tener algún accidente independientemente de dónde estés la compañía tenga los recursos necesarios para atenderte y responder rápido. Si escoges una compañía que no tenga por ejemplo oficinas en toda España o a la hora de reparar el coche te imponga sus propios talleres y estos sean escasos tendrás problemas a la hora de que te atiendan con rapidez.


Tablondeanuncios.com