4.9 (11 Votos)
 
     


Para ayudarte a elegir a la hora de comprar una moto de segunda mano, hemos elaborado este texto con algunos consejos e indicaciones para hacer tu compra más fácil. En este artículo hablamos del precio de compra de una moto de segunda mano; de la documentación necesaria para la compra venta; los trámites para realizar la transferencia; los impuestos y tasas a pagar; las motos más vendidas y el contrato de compra-venta entre otros temas de interés a la hora de comprar una moto de segunda mano.

Infografía Comprar motos de segunda mano

  • ¿Cuánto quiero gastarme? Lógicamente es lo primero a tener en cuenta. Hay que sentarse y hacer cuentas, es muy importante saber de antemano lo que te quieres gastar, te hará más fácil la búsqueda e impedirá que al final gastes más de lo que querías. No olvides incluir una cantidad para los gastos adicionales: Matricula, seguro, casco, vestimenta, etc. Reserva también una pequeña cantidad para hacerle una revisión completa y ponerla a punto. 

  • ¿Por donde empezar la búsqueda? Sin duda, Lo más fácil es empezar por internet, hay bastantes sitios de compra venta de motos de segunda mano. Procura buscar anuncios de venta de motos cerca de donde vives, así podrás ver y probar la moto antes de comprarla. No se te ocurra comprar la moto sin antes verla y probarla.

  • Qué mirar antes de comprar una moto de segunda mano: No está de más tratar de conocer a la persona que nos va a vender la moto y en la medida de lo posible tratar de saber si es de fiar. Por ello, no tengas reparos en hacer todas las preguntas que creas convenientes: Por qué razón vende la moto; Cuándo la compró; el uso que le ha dado; Si ha tenido algún accidente; etc. 
    En cualquier caso, lo ideal al realizar la compra es ir acompañado de una persona de confianza que sea experto en la materia. Si no conoces a nadie, tú mismo puedes hacer la revisión de la moto. Esto es lo que tienes que mirar.
    1. Aspecto general: Lo primero es ver el aspecto general, debes buscar arañazos, golpes, zonas oxidadas, abolladuras, etc. Todos estos detalles indican si la moto ha sufrido caídas o ha tenido alguna reparación. El examen visual también debe incluir un repaso a la limpieza y el estado de conservación. Pequeñas manchas de aceite o la acumulación de polvo no sólo aportan información sobre cómo ha sido tratada la moto y el cuidado que se ha tenido con ella, sino también sobre el estado de la mecánica interior.
    2. Tubo de escape: Si la moto aún conserva la pieza original puede indicar que se le han realizado pocos kilómetros. Si, por el contrario, tiene un tubo de escape que no es original, hay que cerciorarse de que no está oxidado y de que no produce excesivo ruido.
    3. Frenos: El desgaste de las pastillas de freno y el grosor de los discos son un buen indicativo del uso que se le ha dado a la moto. Los discos deben estar lisos y rectos, las pinzas no deben tener fugas de líquido. Tampoco deben tener fugas los retenes de las horquillas. Comprueba el grosor de las pastillas y ten en cuenta que si están muy gastadas tendrás que cambiarlas por unas nuevas.
    4. Neumáticos. Podemos conocer su edad por el desgaste de los mismos y las posibles grietas de las gomas. Junto a ellos, las llantas deben ser objeto de una revisión detallada en busca de posibles golpes. Una de las comprobaciones más sencillas consiste en levantarlas del suelo y hacerlas girar en vacío tomando un punto de referencia recto para comprobar que no están dobladas.
    5. Amortiguación: Si notas que las horquillas no vuelven de forma suave y uniforme, es que al menos una de ellas está dañada. Comprueba que tanto las barras de la horquilla como el amortiguador trasero están totalmente secos, no debe haber nada de aceite. Ten en cuenta que si el amortiguador pierde aceite, tendrás que cambiarlo.
    6. Electrónica: Comprueba el funcionamiento de las luces (faros, pilotos e intermitentes), del cuadro de instrumentos y del claxon.
    7. Motor: Es conveniente arrancar la moto en frío (Un truco sencillo cuando la moto no arranca bien que puede usar el vendedor es tenerla arrancada un rato antes de que tú llegues); escucha detenidamente el sonido del motor, debe ser regular. Comprueba que no hay fugas o pérdidas de aceite en la unión de los manguitos o en las juntas. Comprueba que el humo del tubo de escape no contiene aceite (pon la mano o un papel y mira si se mancha). Si suelta mucho aceite, a parte de saber que el aceite es caro y será un gasto añadido, es una indicación de que la moto no está bien cuidada.
    8. Kilometraje: Primero mira los kilómetros que marca el cuentakilómetros y comprueba que funciona correctamente. Si te parece que son demasiado pocos, o tienes la sospecha de que lo han manipulado (Analógicos o digitales, todos pueden manipularse) conviene mirar algunas cosas para saber el uso real que ha tenido la moto: Mira si las estriberas de goma están gastadas; el estado de la goma de las palancas de cambio y de freno; el estado de los puños del manillar (se agrietan con el uso); la luneta del carenado (pierde transparencia con el tiempo); el estado del sillín (con el uso se deforma), etc.
    9. Conducción: comprueba la aceleración, la frenada y la dirección.
    10. Documentación compra venta moto: Estos son los documentos que tienes que pedir al vendedor de la moto. Permiso de circulación; tarjeta ITV (si la moto tiene 4 años de antigüedad o 3 años si es un ciclomotor tiene que tenerla obligatoriamente); Justificante de haber pago del impuesto de circulación de vehículos; fotocopia del DNI del vendedor si es una persona o fotocopia del CIF si le compras la moto a una empresa; libro de mantenimiento y facturas correspondientes. Es importante comprobar que toda la documentación está en regla y que el número de bastidor de la moto es el mismo que el de los papeles, para asegurarte que la moto no es robada. También es muy conveniente que pidas un informe del estado administrativo de la moto en la DGT, así sabrás si la moto tiene multas pendientes, el número de propietarios que ha tenido, etc.


  • Precio de compra: Esto es difícil de determinar. Todo dependerá de la marca y modelo de la moto que vas a comprar, su antigüedad y el estado de conservación en el que se encuentre. Lo mejor que puedes hacer es buscar anuncios de venta de motos de segunda mano similares y hacerte una idea aproximada de los precios que hay en el mercado. En el caso de que estés dispuesto a desplazarte para comprar la moto que deseas comprar, una cosa que puedes hacer desde casa y que te ahorrará seguramente unos euros es hacer una comparativa de precios en Internet. Si por ejemplo vives en Madrid busca el precio medio de las motos de segunda mano en Madrid de la marca y el modelo que quieres comprar y compáralo con el precio de las motos de segunda mano en Toledo de la misma marca modelo y antigüedad. Haz lo mismo con todas las provincias cercanas a las que te puedas desplazar como Guadalajara o Segovia, así tendrás una idea de donde buscar para conseguir la moto que deseas al mejor precio. Por ejemplo, el precio medio de una suzuki Burgman de 125 de segunda mano en Sevilla es de 1900€. Sin embargo, el precio de ese mismo modelo de moto en Málaga es de 1500€ y en Granada de solo 1100€.
  • Consejos generales de compra-venta:
    1. Sin prisas: No te sientas presionado a la hora de comprar y evita dejarte influir por expresiones como “tienes que darme una respuesta ahora. Tengo otra persona interesada…” hay cientos de motos en el mercado.
    2. Busca y busca: Prueba varias motos antes de decidirte. Cuanto más busques más posibilidades tienes de conseguir la mejor oportunidad.
    3. Estafas: Ten cuidado con los posibles estafadores. Aunque no es lo habitual, es cierto que algunos vendedores mal intencionados buscan la manera de estafar utilizando sitios de compra venta de segunda mano.

  • Comprar la moto directamente, o en un taller o concesionario. Nuestra recomendación es que si entiendes de motos o conoces a alguien que te pueda ayudar lo mejor es comprar la moto directamente a otro particular, sobre todo si vas a comprar una moto grande y la cantidad que te vas a gastar es alta así te ahorras la comisión del intermediario y puedes negociar el precio directamente con el vendedor. Además en la mayoría de las ocasiones podrás ver si el vendedor tiene también accesorios de la moto que te pueden venir bien. Si no sabes mucho de mecánica o es tu primera moto, lo mejor que puedes hacer es comprarla a través de un concesionario de confianza.
  • Motos más vendidas de segunda mano. Saber qué motos de segunda mano son las más vendidas en su clase te servirá para ayudarte a decidir que moto comprar porque así te será más fácil encontrar la moto que necesitas a un precio que puedas pagar. Por ejemplo, si quieres comprarte una scotter, el año pasado las scooter más vendidas fueron la Suzuki Burgman y la Yamaha T-Max. Cada año nosotros mismos y las revistas del sector publican un ranking de las motos de segunda mano más vendidas. Solo tienes que hacer una búsqueda en Internet para ver los rankings.
  • Contrato compra venta de moto: Además de obligatorio, lo necesitarás a la hora de hacer el cambio de titular, El contrato de compra venta de la moto es el documento principal para asegurarte que la compra de la moto se hace con todas las garantías. Los elementos fundamentales que ha de tener un contrato de compra-venta de una moto son. Fecha y hora en la que se firma el contrato (importante para evitar pagar multas anteriores a esa fecha si la hubiera), datos personales, incluidos los DNIs del comprador y del vendedor, incluido el DNI; los datos de la moto (Marca, modelo, cilindrada, color, potencia, matrícula y número de bastidor, conviene incluir también aunque no es obligatorio la fecha de primera matriculación y el kilometraje); estado de la moto (en caso de problemas con la moto es de vital importancia a la hora de reclamar); declaración por parte del vendedor de que el vehículo está libre de cargas; el precio de la compra-venta. En internet puedes encontrar modelos y plantillas para hacer el contrato de compra-venta.
  • Tramites transferencia moto: Si has adquirido la moto en un compraventa, normalmente son ellos los que se encargan de hacer todo el papeleo haciéndote entrega de la Tarjeta de Inspección Técnica del Vehículo y del permiso de circulación ya a tu nombre. Si le has comprado la moto a un particular los trámites del cambio de titular tienes que hacerlos tú; para ello tienes que ir a la jefatura de tráfico de tu ciudad con la documentación y realizar los pagos de tasas correspondientes. No olvides pedir cita previa.
  • ¿Quién tiene que pagar las tasas por el cambio de titularidad? Normalmente las paga el comprador del vehículo, o sea tú.
  • ¿Tengo que pagar algún impuesto por la compra de una moto de segunda mano? Sí, tienes que pagar el 4% del precio de compra de la moto en concepto de impuesto de transmisiones patrimoniales (modelo 620). En muchas comunidades autónomas este trámite puedes hacerlo por Internet. Procura declarar el precio real porque si más adelante tienes problemas con la moto y quieres reclamar al vendedor, solo podrás hacerlo por la cantidad que declaraste. Además es fraude a hacienda hacerlo por una cantidad inferior a la de la compra-venta.
Por último, recuerda que conducir una motocicleta además de proveernos el desplazamiento es un placer, no lo conviertas en una tragedia. Conduce con precaución y usa siempre el casco.

Esta guía ha sido elaborada por el equipo de atención al cliente de Tablondeanuncios.com

 



Tablondeanuncios.com